25.10.08

Foro: Acceso a la información

La Asociación Nacional de Derecho Ambiental les invita al foro Acceso a la Información. Éste se llevará a cabo el martes, 28 de octubre de 2008, a las 7:00 p.m., en el salón L-2 de la Escuela de Derecho de la Universidad de Puerto Rico, Recinto de Río Piedras.

El acceso a la información es un derecho constitucional que se desprende del derecho a la libre expresión. Su fundamento es que sin acceso a la información no podemos expresarnos libre y correctamente ni participar en la toma de decisiones que nos afectan directamente. Durante los pasados años, las agencias de gobierno y otras entidades han limitado nuestro acceso a la información bajo la premisa de de proteger documentos confidenciales.

¿Cómo podemos exigir acceso a la información?

¿Qué información no se considera confidencial?

¿Cómo nos ayuda el acceso a la información en los procesos administrativos de vistas públicas?

¿Cómo compara nuestro derecho a la información con el de Estados Unidos?

Este tipo de interrogantes serán el enfoque de este evento. Le invitamos a que nos acompañen en esta actividad. Nuestros conferenciantes serán el Prof. José Julián Álvarez, profesor de Derecho Constitucional de la Escuela de Derecho de la UPR; Maricelis Rivera, periodista en El Vocero que ha reclamado el acceso a la información designada como ¨confidencial¨ por agencias gubernamentales, y Érick Ortiz, Procurador Ambiental del Ciudadano.

Estamos seguros que esta discusión es una importante herramienta en las luchas ambientales. Ahora más que nunca es vital conocer y reclamar nuestro derecho al acceso a la información.

De tener alguna pregunta sobre esta actividad favor de comunicarse al 787.310.5769 o por correo electrónico a
davidrodriguezandin o@gmail.com Contamos con su acostumbrada participación.

23.10.08

John Adams 2: la declaración de independencia

El capítulo 2 de la serie John Adams está dedicado al tema de la declaración de independencia y los debates surgidos en la deliberación del Congreso continental. Luego de las confrontaciones/batallas de Concordia y Lexington algunos buscaban la reconciliación con el imperio, otros, decretar rotos los lazos y proceder con la independencia. Se trataba de dos visiones: continuar la subyugación hasta lograr que el imperio reconociera los derechos de las colonias o luchar directamente por defender esos derechos, más allá de la búsqueda de que el imperio los reconociera, se planteaba, los derechos se tenían y había que hacerlos valer y a ese punto eso solo era posible mediante la independencia.

Estas dos visiones junto a otras sobre cómo lograr estos propósitos y quienes eran o debían ser sujetos de derecho son los puntos principales de este capítulo 2. Aquí enumero algunos puntos medulares en controversia.

1. los derechos de los ciudadanos americanos: ¿cómo hacerlos valer? ¿son derechos naturales?

Se propone al Congreso continental que apoye formalmente a los grupos de milicias que estaban haciendo frente a las fuerzas inglesas. Luego de esas sangrientas batallas un ala del Congreso propone enviar una “rama de olivo” al Rey y lograr reconciliación. Para estos representantes de las colonias de Carolina del Sur, Pennsylvania, Nueva Jersey y Nueva York, principalmente, los derechos de los ciudadanos de las colonias debían obtenerse mediante un proceso de negociación y no mediante la confrontación directa. Su propuesta era lograr reconciliarse para entonces buscar que se reconocieran esos derechos constitucionales a la luz de la Constitución británica. Se trataba de convencer a los parlamentarios ingleses de reconocerlos mediante el derecho positivo. John Adams, por el contrario, propuso luchar directamente por ellos, más que por que se positivizaran, por hacerlos valer. Los derechos de los ciudadanos de las 13 colonias no estaban ni tenían que estar en ninguna sitio porque surgían como derechos inalienables, derechos naturales, por lo que ya era hora de luchar por ellos. Se opone a la reconciliación. No obstante, es derrotado. Para su sorpresa, Benjamin Franklin vota a favor de la reconciliación a pesar de en su fuero interno coincidir con los planteamientos de Adams.

2. Estrategias políticas- ¿como convencer? ¿cómo lograr el concenso?

La conversación de Adams con Franklin luego de esta primera derrota de Adams en el Congreso es interesante, pus el primero le cuestiona al segundo su voto a favor de la reconciliación:

JA- Do you not believe in saying what you think?

BF- No. Politics is the art of the possible. I´m very much aganist it. Thinking aloud is a habit responsible for much of mankind´s misery.

Franklin le cuestiona a Adams su estrategia.

En otra escena, luego de otra masacre en Boston, Adams, convenicod de que ya no hay nada que buscar con el gobierno inglés le pide al Congreso el apoyo formal para la milicia y propone a Gerge Washington como coronel a cargo de un nuevo Ejército continental. En esto Adams si logra el concenso necesario y comienza el proceso formal dirigido a lograr la independencia.

3. Las mujeres y la política

Una tercera e interesante escena es una conversación de Adams con Abigail en la que el primero se lamenta por la oposición del representante de Pennsylvania, Dickinson, a que se hiciera frente a los ingleses. Abigail le cuestiona la falta de perspectivas de mujeres en el debate. Con una mujer allí, le dice, las cosas serían distintas. Adams le dice que el asunto no se trata de un asunto de hombres o mujeres sino de un asunto de política. Ella responde: ¿Política? ¿Acaso las mujeres no viven la política? ¿Acaso cuando voy a la alacena y no encuentro azúcar, café, leche, no vivo la política? Esta guerra toca la vida de gente que el Congreso no toma en cuenta (se refería a las mujeres y a los esclavos y las esclavas), de la misma forma en que el Rey no toma en cuenta a la gente de Boston.

4. La declaración de independencia: ¿qué debe incluir? ¿en busca de principios generales igualmente aplicables a todos los futuros estados?

John Adams le propuso al Congreso que optaran por declarar la Independencia. Luego de mucho tiempo y horas y horas de discusión posponen la votación por falta de concenso pero Adams logra que se creara un Comité para que en caso de que se lograra una mayoría pudiera trabajarse la Declaración. Logra su cometido y le pide a Thomas Jefferson que redacte una Declaración de Independencia. En esa escena ya se atisban las diferencias entre Adams y Jefferson, el primero con la idea de que la Declaración sirviera para lograr esbozar unos principios generales que debían guiar a cada colonia que luego se convertiría en estado. El último más preocupado con la importancia de que cada estado pudiera ser capaz de redactar su propia Constitución…. el comienzo de las diferencias políticas entre uno y otro que se reflejarían en toda la historia política de los EEUU hasta el día de hoy.

5. La deliberación y negociación: en busca de unanimidad. se adopta la Declaración

La última escena es el debate de la adopción o no de la Declaración redactada por Jefferson (antes vista por Franklin y Adams). Adams tiene a su cargo la alocuión a favor de su adopción en l aque hace énfasis en la necesidad de contar con una república de leyes , no de hombres y de lograr un país libre. Iban en busca de unanimidad. Finalmente casi la logran con la abstención de Nueva York y mediante una negociación con Pennsylvania y Carolina del Sur. Se adopta el 2 de julio de 1776.

22.10.08

el arte en juicio

El 28 de agosto del 2000, como parte de la ola de protestas y desobediencia civil para detener los bombardeos de la Marina de los EEUU en Vieques, el grupo Artistas por la paz (artistas plásticos y de teatro), hicieron un acto de arte que también constituyó delito. El artista Rafi Trelles nos explica que "el acto fue concebido y ejecutado como una obra de arte conceptual en donde los soldados que nos arrestaron, sin ellos saberlo, eran parte de nuestro libreto y cumplieron fielmente con su papel de destructores del paisaje viequense que estaba pintado en nuestra ropa. De esta manera, a pesar de nosotros ser los arrestados en la vida real, con nuestro acto, invertimos la relación de poder siendo ellos los subordinados en el ámbito del arte".

Cuando como tantos otros fueron llevados a juicio en el Tribunal federal, los abogados y abogadas platearon al Juez Salvador Casellas la necesidad de presentar en sala el video que mostraba el acto performativo. El Juez permitió que el acto se reprodujera en la sala de la corte con vestuario y todo estableciendo un precedente legal.

El productor de teatro y TV, Pedro López, les hizo en ese entonces un reportaje especial que puede ver. En el reportaje puede ver el acto de Los Artistas por la Paz en el momento de su arresto.

19.10.08

John y Abigail Adams

Ayer comencé a ver la serie de HBO John Adams. Solo he visto el primer capítulo, pero suficiente como para generarme interés en seguir viendola y en tratar de exponer algunos puntos sobre la filosofía política de John Adams y la historia del Derecho constitucional de los Estados Unidos que se identifican muy bien en la serie.
El primer capítulo, titulado “Join or Die”, nos escenifica el Boston de 1770 con una efervescencia de pueblo contra el regimen inglés y las políticas de impuestos del Rey George de Inglaterra. John Adams (Paul Giamatti), ya un reconocido abogado, se presenta en los acontecimientos de la famosa Masacre de Boston del 5 de marzo de 1770. Soldados ingleses, bajo el mando del Capitán Thomas Preston, dispararon a un grupo de hombres que se les habían enfrentado con piedras, artefactos y bolas de nieve. Los soldados abrieron fuego matando a varios e hiriendo mortalemente a muchos otros y lo que sigue es el famoso juicio contra el capitan y los soldados. El ambiente de levantamiento e intolerancia a las políticas inglesas y a la presencia de los soldados ingleses hizo que ningún abogado quisiera asumir la representación legal de los acusados y éstos acuden finalmente a Adams, quien decide representarlos, sobre todo, porque estaba convencido de que todo ciudadano debía tener su día en corte, todos debían tener la garantía de buscar justicia ante la ley. Aún bajo el apercibimiento de Samuel Adams, de que si representaba a los soldados su reputación como patriota estaría en riesgo, John Adams tomó la decisión convencido de ciertos principios. Sobre el caso, el mismo John Adams escribió:
The part I took in defense of captain Preston and the soldiers, procured me anxiety, and obloquy enough. It was, however, one of the most gallant, generous, manly and disinterested actions of my whole life, and one of the best pieces of service I ever rendered my country. Judgment of death against those soldiers would have been as foul a stain upon this country as the executions of the Quakers or witches, anciently.”
El punto pincipal -que se ilustra muy bien en esta serie- es que había disputa y controversia sobre los hechos y si en efecto, el Capitán había dado la orden de fuego que provocó la masacre o si por el contrario, los soldados actuaron provocados por la multitud y en legítima defensa. Para Adams era importante que estos acusados tuvieran la oportunidad de enfrentar “la verdad” en corte, tener un día en corte en que se dilucidara el remedio bajo la única racionalidad viable, la Ley, pero esto era muy dificil ante el clima político, la furia de los habitantes de Boston contra el sistema inglés y la exigencia de las multitudes de que se le hiciera justicia a los habitantes de Massachusetts a través de estos acusados. Separar el contexto político de rebelión ante los ingleses de lo que ocurrió verdaderamente y de lo que establecía la LEY, era lo más importante para Adams.
¿Cómo hacerlo? ¿Es posible? …
En el capítulo, una y otra vez vemos a un John Adams que le enfatiza a su esposa Abigail (Laura Linney) y a Samuel Adams que la razón que lo mueve es La Ley, su motor es su apego por que sea la Ley la que dicte el desenlace… El capítulo de la serie muestra estos puntos muy bien en varias escenas:
1. Primero, en reflexión y en preparación para el juicio, Adams le presenta a Abigail su precupación sobre el contexto político en que se verá el juicio: “Does the government of King George have the right to tax citizens of Boston when they are denied representation in the Parliament in Westminster?. Ese es el conflicto más directo, pero Adams le explica a Abigail que el juicio no tenía que ver con la contestación a esta pregunta, que para Adams se contestaba en la negativa. Para Adams, el juicio trataba de si el Capitán había ordenado fuego contra la multitud y si la multitud estaba allí legalmente o no o en plena provocación e ilegalmente. Él quiere separar los asuntos, pero Abigail, inteligente y astuta y con quien Adams consultaba sus estrategias legales le dice que lejos de extraer ese elemento del juicio como si no existiera, debía traerlo ante la consideración del jurado, debía reconocerlo y no ignorarlo, y así entonces convencer al jurado de la necesidad de “superar” ese hecho, de deslindar ese asunto de lo que estaba ante su consideración, tal cual lo había hecho Adams. Abigail le dice: “You must persuade even more, and mask your impatience with those less intelligent than yourself”.
2. En otra escena cumbre, Adams le pide a Abigail que revise su alocución final ante el jurado. Adams había preparado una alocución llena de citas de filósofos y aludiendo a principios del derecho que debían guiar la decisión del jurado. Abigail le dice:
-"John, vanity. You have overburdened your argument with ostentatious erudition. You do not need to quote great men to show you are one”.
Él le responde:
-”My purpose is to show that certain principles are eternal”.
Abigail sigue:
-”But some of the jury might think that you want to prove the brilliance of the speaker rather than the truth of the case he is arguing”.
Adams le sigue el consejo parcialmente y solo deja una cita con la que refuerza su argumento, los acusados deben ser absueltos porque independientemente de la rabia de la gente, de la frustración del pueblo, de su sentido de impotencia, los hechos demuestran que ellos no eran culpables y nada más importante que el hecho de que un inocente no pierda su libertad. “Facts are stubborn things”, recalcó John Adams, para dirigir al jurado a mirar a los acusados y ponerse en sus zapatos, dejar de verlos en uniformes de soldados y verlos como seres humanos. El jurado los absolvió. John Adams ganaba un importante caso y con él, el reconocimiento que lo llevó a ser parte de la Congreso en representación de Massachusetts.
Aquí se los dejo…algunos puntos para comentar sobre la filosofía de John Adams y, por supuesto, de Abigail Adams, sobre la que comentaremos en una entrada futura pues hay mucho que decir de ella y desde este primer capítulo se resalta. ¿Qué hay de estos principios al día de hoy? ¿Cómo se ejemplifican en nuestro escenario? …
Sigue el capítulo 2 que tan pronto vea (que espero que sea esta noche) comentaré…. (acá entre nos…Netflix es un éxito!)

poder, espacio y ambiente's Fan Box