8.8.09

otra más... esta vez contra la prensa



A continuación una reflexión inmediata emitida por Luis Fernando Coss. 

por Luis Fernando Coss

Si queremos que situaciones como las de ayer no se repitan, los periodistas y empleados de las comunicaciones tienen que hacer un frente común. Lo han sabido hacer los grandes empresarios en un frente de clase hermético y a la vez exitoso. Su coherencia ideológica es implacable. Preocupados por el rendimiento de sus capitales eligieron un Gobernador que llevaría una política a su favor en todos los terrenos: las finanzas, la salud, las contribuciones, las privatizaciones con una drástica reducción en el empleo público... Todo a su favor del modo más natural y conveniente, es decir, a nombre del "bienestar del pueblo". 

El capital y el poder político de hoy sólo piensa en el bienestar de la gente cuando se les obliga a ello. No hay una sola concesión del sistema en que vivimos que no haya sido pensada y luego trabajada afanosamente por gente genuinamente desinteresada, cuyos intereses personales o corporativos se subordinan al bienestar general. Esa no es la lógica de los patronos actuales de los medios de comunicación. Lo que obliga a pensar en la lucha hoy y en la lucha a largo plazo.

La solidaridad no puede ni debe ser un fenómeno pasajero. La solidaridad debe ser un estilo de vida frente a la codicia y frente a las políticas y prácticas que atentan contra la dignidad del ser humano. Celebro la respuesta de Gloria y de Ojeda ante las acciones destempladas de los patronos. Ahora nos toca a todos transformar los episodios heroicos en trabajo cotidiano, en conciencia madura para explicar lo que nos pasa hoy y el mañana al que aspiramos. Si no hay perspectivas a largo plazo, el sistema siempre se maneja para ahogar la resistencia inmediata.

...continúe aquí.

de vuelta de Cuba!

En mayo pasado tres de nuestros queridos estudiantes de la Escuela de Derecho, José Alvarado, Fernando Moreno y Kevin González, se unieron a otro grupo de estudiantes del Recinto de Río Piedras de la UPR en el programa de verano de la UPR con la Universidad de la Habana, en nuestra vecina isla antillana Cuba. Desde allá nos contaban la gran experiencia que tenían y las tertulias que tenían comparando el Derecho civil (!!) (entre otras cosas!). Ahora que recién están de vuelta, nos adelantan que traen múltiples anécdotas, mucho conocimiento, libros y visiones que quieren compartir con nosotros. Estamos deseosas de tener una buena conve sobre todo esto, así que le tomamos la palabra (queremos las anécdotas y ver los libros ya!). (A ver si escriben algo para el blog!)

Su experiencia fue recientemente publicada por el Centro de Estudios Martianos y puede ver la reseña aquí.

Saludos a los tres boricua-cubanos de nuestra facultad y bievenidos!. Aché pa´ustedes!

Sin Hogar, Sin Lugar

Este año académico lo comenzamos con excelentes noticias para el Programa Pro Bono. Tenemos por delante una agenda prometedora que pronto daremos a conocer y que incluye dos nuevos proyectos pro bono, sobre los que daremos más detalles más adelante, pero por lo pronto anuncio que a iniciativa de dos estudiantes (!!!), Mayte Bayolo y Tzeitel Andino, que acaban de pasar a segundo año, se creó el proyecto pro bono Sin Hogar, Sin Lugar. Este proyecto, que estará bajo la mentoría del profesor William Vázquez, atenderá la problemática de las personas sin hogar, que cada vez van en aumento en nuestro país. 

Para que tengan una idea, el Senado de Puerto Rico convocó recientemente a una comisión de expertos y organizaciones que trabajan con las personas sin hogar, como el proyecto Iniciativa Comunitaria, bajo la dirección del doctor Vargas Bidot. Iniciativa Comunitaria (IC) estima que en Puerto Rico hay de 28,000 a 30,000 personas sin hogar. IC tiene un programa de cerca de 10,000 participantes en intercambio de jeringuillas en solo 26 comunidades de tres municipios: Carolina, San Juan y Loiza. Las dimensiones del problema son terribles y es necesario atajarlo desde múltiples perspectivas.

En los Estados Unidos varios grupos también atienen el problema, mediante no solo iniciativas individuales para la provisión temporera de necesidades básicas sino además, con esfuerzos dirigidos a atender el problema de raiz y a hacer cambios en la política pública para facilitar su atención y prevenir la violencia, los peligros y daños que estas personas sufren como consecuencia de estar en la calle sin lugar y como consecuencia de prejuicios profundos y hasta crímenes de odio. Un número de estados están pasando legislación para atender el creciente número de crímenes contra las personas sin hogar. 

El NYT informa hoy que para el próximo octubre Maryland se convertirá en el primer estado en ampliar la definición de "crímenes de odio" para penalizar severamente estos actos. Otros cinco estados ya se encaminan en esa dirección. Un informe de la National Coalition for the Homeless,  que se dará a conocer este fin de semana, destaca un aumento considerable en los ataques violentos a personas sin hogar, sobre todo por parte de adolescentes. 

Lo cierto es que a medida que la desigualdad aumenta en nuestras sociedades, aumenta el problema y sus dimensiones, y la falta de humanismo y los prejuicios se profundizan.

Desde el Programa Pro Bono esperamos aportar nuestro grano de arena para como mínimo, junto a otros y otras, poner este tema en la agenda pública como un tema prioritario y colaborar en los esfuerzos para atenderlo, ya sea mediante la atención directa a las necesidades legales que puedan tener algunos de estos grupos o contribuyendo a la creación de una política pública responsable y sensible hacia un problema que lejos de ser un problema de individuos es un problema de dimensiones sociales y estructurales.

7.8.09

ahora sin agua... (responde el Gobernador)

Ahora, ¿qué respuesta le van a dar a las 200 familias de Villa del Sol en Toa Baja ante la crisis de la gripe porcina?, ¿que se laven las manos varias veces al día? ¿con qúe agua, si se la acaban de cortar? vaya respuesta gubernamental ante la crisis de una epidemia...

Respuesta del Gobernador: tendrán agua y jabón en las escuelas....

A preguntas sobre el efecto que tendrá en las familias de la comunidad Villas del Sol, en Toa Baja, el cortarles el servicio de agua potable en momentos en que precisamente se recomienda a las personas lavarse las manos cada dos horas para evitar el contagio con el virus, el Gobernador dijo que para eso se están tomando medidas en las escuelas.

“Medidas se siguen tomando para que todo el mundo tenga acceso en las escuelas a agua y jabón y desinfectante para lavarse las manos, pero la ley es la ley y no podemos poner en peligro la vida, no sólo de los que allí residen, sino de los rescatistas que tendrían que acudir al lugar (en caso de una emergencia). Este es un lugar sumamente peligroso”, manifestó Fortuño.

La continuidad de la batalla de Vieques...

Vieques y los riesgos de la "limpieza" y (de)contaminación, hoy en el NYT.

5.8.09

Arendt, a propósito de la universidad (2)

Abril de 1969
[13]

"Sobre las universidades:

a. ¿Quién las posee? Una corporación. ¿Quién está detrás de la corporación? Según la universidad de Columbia, los regentes [fiduciarios] son los propietarios.

b. Nuestros modelos:

  1.    La Universidad, propiedad de los regentes. Los regentes confían la dirección de los asuntos a la administración. La administración nombrea el cuerpo docente, las facultades. Y las facultades sirven a sus clientes, que son los estudiantes.

2.   El modelo “radical”, el de Staughton Lynd: “Exactamente igual que cuando un jefe sindical es despedido por la dirección de la empresa y los miembros del sindicato van a la huelga…” Huelgas y  sentadas se aceptan desde hace una generación en las relaciones entre trabajadores y empresarios.

Ambos modelos son falsos, el no. 1 porque se dirige a una sociedad comercial, y el número 2 (porque) se dirige a la lucha de clases entre intereses en pugna. ¿ “Vendemos” educación? ¿Hay un conflicto de intereses entre los estudiantes y las facultades?

c. Esto plantea la pregunta del poder. El “poder” de los profesores era autoridad y no poder. La autoridad está rota (no completamente) en el sentido de que no basta mi posición en la jerarquía. Pero si es una cuestión de poder, entonces, naturalmente, el poder de los estudiantes es mayor que el de todos los otros poderes, aunque sólo sea por su número. La universidad, porque ha perdido su autoridad, llama a la policía contra este peligro; y con ello una crisis de autoridad se transforma en un pérdida definitiva.

d. La Universidad es un vestigio de la Edad Media. Su fuerza está en la autoridad de los docentes, de la facultad, en una autoridad que está enteramente comprometida con la política. ¿Es una casualidad que la universidad y la Iglesia Católica pierdan su autoridad en el mismo momento?

e. La universidad se desarrolla increíblemente deprisa. Nadie reflexionaba en serio sobre su función: pensar-saber-hacer (en el sentido de determinadas habilidades). Esas habilidades sólo tienen sentido si se da una conexión entre ellas. ¿De qué manera?

f. La mayor dificultad: el poder (o, cuando éste se extrema, la violencia) aparece necesariamente en el momento en el que fracasa la autoridad. Y el poder significa probablmente el final de las universidades, es decir, de su funcionamiento más allá del partidismo. El poder es siempre partidista. ¿Es la universidad la única institución que está basada exclusivamente en la fortaleza?, ¿en la calidad de las personas que se congregan [en ella]?

g. El fenómeno de los disturbios estudiantiles es un fenómeno global. Las diferencias nacionales son importantes, pero cuanto mayores son las diferencias, tanto más sorprendente resulta el carácter global. Sólo es paradójico en apariencia: todas las “soluciones” serán locales; no obstante, habría que guardarse de olvidar el trasfondo globa".

-Hannah Arendt, en Cuaderno XXVI (abril de 1969), Diarios Filosóficos (1950-1973).

y ante todo...el derecho a resistir el derecho

"No deben caber dudas, en la actualidad, acerca de la existencia de importantes segmentos de la sociedad que tienen serias dificultades para satisfacer sus necesidades más básicas, para hacer conocer sus puntos de vista; para demandar de modo exitoso por la introducción de cambios en el derecho, o para reprochar las acciones y omisiones de sus representantes. La situación que enfrentan estos individuos suele ser mucho más grave –en su amplitud y profundidad- que la que enfrentan los objetores de conciencia o quienes se enrolan en acciones de desobediencia civil. El filósofo John Rawls, por ejemplo, admitió esta posibilidad en su análisis de la desobediencia civil. Para él, existen grupos que, con motivo de las graves circunstancias que enfrentan, tienen razones para creer que el orden legal es severamente “injusto,” hasta el punto de alejarse “ampliamente de los ideales que el mismo profesa” (Rawls 1971, 367- 8). Para estos individuos resulta razonable, entonces, desarrollar “una oposición más profunda hacia el orden legal.15 Esto es así, según Rawls, porque “emplear el aparato coercitivo del estado con el objeto de mantener instituciones manifiestamente injustas constituye, de por sí, un uso ilegitimo de la fuerza que las personas en su debido curso tienen el derecho de resistir” (Rawls 1971, 391). 


...

Si tomamos en cuenta una métrica como la señalada, según entiendo, quedamos en condiciones de afirmar que aquellos que se encuentran privados de ciertos bienes humanos básicos enfrentan, en la actualidad, situaciones de alienación legal. Las razones que nos permitirían justificar dicha presunción tendrían que ver con la presencia de condiciones sustantivas y procedimentales como las que los primeros constitucionalistas reconocieron como indicativas de una situación de alienación legal. 


Obviamente, aquellos que se ven sistemáticamente privados de abrigo u hogar; aquellos que padecen diariamente el hambre; aquellos que son victimas sistemáticas de la violencia, etc., confrontan algunos de los peores agravios que una persona puede enfrentar (condición sustantiva). Al mismo tiempo, tales ofensas, y particularmente su carácter sistemático, nos refieren a la existencia de graves deficiencias procedimentales –deficiencias que se vinculan con el sistema institucional, y que muestran que el mismo es incapaz de reparar los males existentes. En estas situaciones, resulta muy difícil no culpar al sistema institucional por los males que padecen los miembros de estos grupos marginados. Recordemos que tales individuos resultan privados de bienes que, según filósofos de la talla de Martha Nussbaum, Amartya Sen o John Rawls, resultan básicos para cualquier plan de vida, por lo que resulta irracional rechazarlos. De allí que el hecho de que estos individuos se vean sistemáticamente privados del disfrute de tales bienes aparezca como una indicación de fallas persistentes y muy graves del sistema institucional (condición procedimental). 


De hecho, estas ofensas sistemáticas vienen a decirnos que tales grupos se encuentran experimentando serios problemas políticos, ya sea para transmitir sus demandas a sus representantes, ya sea para responsabilizarlos de sus faltas. Dichas ofensas aluden, además, a los defectos propios del sistema judicial, que parece incapaz para albergar o dar satisfacción a las demandas de los grupos más desaventajados, asegurando la protección de sus derechos fundamentales. En esta situación, podríamos concluir, el orden legal se muestra ciego ante las privaciones de los marginados, sordo frente a sus reclamos, o carente de voluntad para remediar las humillaciones que padecen. El orden legal, por lo dicho, puede ser considerado responsable de las privaciones sufridas por tales grupos –responsable en razón de sus acciones y/u omisiones.


En segundo lugar, los oprimidos tendrían el derecho de desafiar ciertas prohibiciones legales cuando estos desafíos pudieran servir, razonablemente, para poner fin a su situación de sufrimiento extremo. Por ejemplo, y sólo para ilustrar este reclamo, los marginados podrían arrogarse el derecho de ocupar tierras vacías (como lo hace el MST en Brasil, por ejemplo?), o el de usar propiedades en desuso con el objeto de asegurarse y asegurarle a sus familias, ciertos derechos básicos (en este caso, la comida, el abrigo) que el Estado no les garantiza. De modo similar, ellos tendrían el derecho de explorar avenidas no-tradicionales para canalizar sus protestas (por ejemplo, a través de cortes de ruta, como suele ocurrir en América Latina?), de modo tal de forzar al Estado a atender sus intereses fundamentales intereses, otra vez, que el Estado ignora y viola de modo sistemático".


-Roberto GargarellaEl Derecho a la resistencia en situaciones de carencia extrema 

(Astrolabio. Revista internacional de filosofía  Año 2007. Núm. 4. ISSN 1699-7549). 


Ver su libro El Derecho a Resistir el Derecho.  

Villas del Sol y el reclamo a la obediencia a la ley y el orden

Se dice en la radio que, en tanto los vecinos de Villas del Sol están ahí ilegalmente, no se puede condonar su ilegalidad y que poco importa o nada tiene que ver el argumento de que hay otras situaciones evidentes de ilegalidad en terrenos inundables o de dominio público que no se atienden porque se trata de gente con poder económico o político. Tampoco importa para ellos las razones por las que están ahí ni sus reclamos de vivienda, repito, están ahí ilegalmente. Es decir, sí, se decía en la radio esta mañana, hay gente con casas de veraneo ilegalmente hace años en La Parguera o se construyen centros comerciales y complejos lujosos en otras áreas inundables, pero eso -dicen los que apoyan el desalojo- no justifica el que no se desaloje a las familias de Villas del Sol, pese a su necesidad evidente de vivienda, pues una ilegalidad es una ilegalidad

Hay tela para cortar en este argumento, pero por aquí solo quiero exponer que, distinto a esa línea de argumentación, entiendo que sí eso importa, importa para un sistema político que requiere de legitimidad más allá de lo que diga la ley. Y es que para los ciudadanos la implantación de la ley por medios violentos en este caso carece de legitimidad cuando ven que se aplica selectivamente contra un sector que está irrumpiendo el ordenamiento porque carece de un derecho básico y se le vuelca contra sí toda la violencia y el poder del estado, mientras otros irrumpen la ley para el lujo de casas de verano y permanecen impunes. 

No es poca cosa decir que el Estado ha fallado en garantizar a los cuidadanos las posibilidades y circunstancias para satisfacer sus necesidades básicas, se muestra ausente y cegato ante esas necesidades pero no empece, invoca su violencia y legitimidad para imponer contra éstos la "ley y orden" y el peso del derecho penal. Esto provoca una crisis de legitimidad y de aceptación en su nivel más básico, ¿porqué debo obedecer incondicionalmente una ley cuando su peso recae solamente sobre los más vulnerables, con menos o ningún poder, faltos de necesidades básicas para ejercer sus derechos y ser libres, cuando el poder de la ley es selectivo? ¿cómo justifica el Estado su poder criminalizador cuando es ciego para proveer remedios a necesidades básicas? ¿cuándo la obediencia a la ley es incondicional y cuando es cualificada

Habermas aborda esta última pregunta en muchos de sus trabajos y sobre esta pregunta explica:

"... el Estado democrático de derecho está constituido por dos ideas en igual medida: tanto la garantía estatal de la paz interior y la seguridad jurídica de todos los ciudadanos, como la aspiración de que ese orden estatal sea reconocido como legítimo por los ciudadanos, esto es, reconocido libremente y por convicción. En lo que hace a la obediencia al derecho, las dos ideas pueden entrar en una tensa relación. De una de las ideas, la que Hobbes ha expuesto, se sigue a la exigencia de una obediencia al derecho incondicionada; de la otra, una obediencia cualificada. De un lado, el Estado, apoyado en el monopolio de la violencia, tiene que garantizar el respeto a las leyes si todas las personas han de moverse dentro de su marco con igual libertad y autonomía

De otro lado, la aspiración a la legitimación del Estado democrático de derecho no queda satisfecha por el hecho de que las leyes, sentencias o medidas se dicten, pronuncien o adopten según el procedimiento prescrito. En cuestiones fundamentales no es suficientela legitimidad procedimiental: el propio procedimiento y la totalidad del ordenamiento jurídico han de poder justificarse fundamentándose en principios. Estos fundamentos que legitiman a la propia Constitución han de contar con reconocimiento por lo demás con independencia de que el derecho positivo coincida con ellos o no. Si ambos órdenes estan escindidos ya no cabe exigir una obediencia incondicional frente a las leyes".

(En Ensayos Políticos (Península), pág. 83) 

"At the post traditional level of justification, as we would say today, the only law that counts as legitimate is one that could be rationally accepted by all citizens in a discursive process of opinion- and - will formation". 

(En Between Facts and Norms, pág. 135).  

No hago aquí un llamado a la desobediencia civil en todo caso (desobediencia que justifica Habermas en cualquier estado democrático de Derecho), por supuesto que no, pero sí despejo el mito de que la obediencia a la ley es incondicionada, eso lo debimos haber aprendido hace tiempo y me parecía que había quedado claro con Vieques. Lo que sí me interesa es dejar claro que la incosistencia y selectividad en la aplicación de la ley sí importa y sí se materializa. Si es cada vez más evidente que no todos somos iguales ante la ley, ¿de qué "orden social" y "convivencia social" hablamos? ¿Cuál (des)orden social se invoca para justificar la violencia del Estado contra unos sí y otros igualmente ilegales no? ¿De la convivencia social armoniosa de los que están igualmente ilegales con casas de verano en bienes de dominio público o que construyen 'formalmente' en los mismos terrenos inundables que quienes 'informalmente' reclaman un derecho a la vivienda? ¿Cómo concilian esas disparidades quienes justifican la fuerza y la obediencia a la ley, más allá de invocar que "la ley es la ley"?

listo, eso, queremos un país...


En seguimiento al asunto de Villas del Sol, lo cierto es que los lentes a través de los cuales vemos los escenarios importan. Parece que cuando el Secretario de la Vivienda mira el solar en que viven las 200 familias de Villas del Sol, lo que él ve es eso, el solar (¿$$?), no ve nada más.... jummm, a lo mejor no es para menos, tratándose de un experto en bienes raíces, ejem, quizá (digo, quizá) está entrenado solo para ver "las dimensiones" y "potencialidades" del terreno y no las necesidades de Vivienda (lo de FEMA me intriga en tanto ese argumento de que es zona inundable es el que más se trae cuando se proponen proyectos como Costa Serena en Piñones y a nadie del gobierno ni a FEMA parece importarle cuando se trata de hoteles, que digo!). Convendría que el Secretario viera, aunque fuera de pasadita, la ley orgánica de la agencia que dirige, sus objetivos y propósitos. Pero vamos, porqué ser tan dura, juzguémoslo por lo que dice:

-La permanencia de la comunidad de Villas del Sol "pone en riesgo el orden social". (Claro, como no!, eso es lo que pone el riesgo el orden social!, caray!, haberlo sabido antes!)

-“Si se condona esto, por más necesidad que puedan tener, nos estamos jugando laconvivencia social de este país. No es su tierra...Estoy seguro que la mayoría de los puertorriqueños aspiran a un país de ley y orden”. 

(Rayos, la verdad que sí, que queremos un país...)

Listo, sí, eso queremos, un país, señor Secretario, un país...


Un país que me ayude a vivir 
y ante todo que 
respete 
aunque lleves un chupete 

Un país donde pueda elegir 
que valga tu opinión 
aunque seas un ratón 

Un país donde pueda ser yo 
sin sentirse cucaracha 
ni bajarte la bombacha 
que país será ese país 
donde puedas trabajar 
sin tener que mendigar. 

Tango tango, tango de papel 
baila tango baila con tu piel 
tango tango, tango con raiz 
baila tango, tango
 de París 

Tango tango
un país que 
me ayude a vivir 
y ante todo que
 respete 
aunque lleves un chupete 

Un país que n
o pierda el humor 
que aprendas a reír 
en lugar de reprimir 

Un país donde pueda ser yo 
sin sentirse cucaracha 
ni bajarte la bombacha 
que país será ese país 
donde puedas trabajar 
sin tener que mendigar

Tango, tango

TANGO-TANGO (Fernando Solanas, música Astor Piazzolla)

3.8.09

Deplorables las agresiones en Villas del Sol, no más

Hace más de un año denunciamos por aquí las ejecutorias del Departamento de la Vivienda y el gobierno en la intimidación, criminalización y actuaciones discriminatorias contra la comunidad de Villas del Sol en Toa Baja. En ese entonces destacábamos la criminalización de la pobreza allí y la doble vara del gobierno que dice tener que sacarlos del lugar porque están en 'terrenos inundables' mientras permiten a mansalva desarrollos de alto costo en áreas inundables y en humedales del país, se hacen de la vista larga y permiten la privatización de nuestras costas. 

Hoy fueron víctimas de golpes, macanazos, atropellos, gases lacrimógenos, violaciones a sus derechos civiles. El Secretario de la Vivienda alega que lo hecho hoy es "por su bienestar" porque están en una área inundable y vulnerable, pero acepta que no tiene mucho que ofrecerles que no sea que se anoten en las listas para vivienda en un futuro, aquellos que cualifiquen. Ah, y por si no fuera poco, dijo en la radio que después de todo "sabemos, por confidencias que nos llegan que muchos de ellos....pues....". Sí, dígalo: que son dominicanos ¿y?, ah bueno, dice el Secretario de la Vivienda, "nosotros no tenemos autoridad para atender ese asunto, pero esas son las confidencias que nos llegan".... La realidad es que por ser dominicanos, muchas de estas familias han tenido de soportar por todos estos años la discriminación, violencia e intimidación de la policía y de funcionarios de vivienda y hoy fue el más reciente episodio, justificado publicamente por el hecho de que no son propietarios.

No son propietarios, cierto, pero acaso eso los descualifica de su dignidad humana, acaso el no serlo les priva de sus derechos civiles, de la dignidad y respeto. ¿No merecen, por no ser propietarios, un trato humano? Cómo el gobierno en sus razones no es capaz de reconocer que carecen de necesidades básicas, que se ubicaron allí porque no tienen un lugar decente en el cual vivir, porque son parte de los cientos de niños y niñas y familias que no cuentan con vivienda, permanecen en extrema pobreza y la alternativa que le da el gobierno es que se anoten en una lista para en el futuro ubicarlos en vivienda pública. No, nada de esto importa en tanto no son propietarios y después de todo "son dominicanos". Cuestionamos el trato inhumano y discriminatorio que las familias de Villas del Sol están recibiendo y la insistencia del gobierno en desalojarlos violentamente e insensiblemente y sin proveerles alternativas reales. 

Hace un tiempo visitamos a la comunidad y constatamos sus necesidades, sus reclamos genuinos y la gran cantidad de niños y niñas que allí habitan. Escuchamos de primera mano la gran cantidad de anécdotas que dan cuenta del maltrato y abuso al que han sido sometidos y a la discriminación por ser dominicanos. Ya antes también señalamos cómo a pesar de que fueron víctimas de contaminación tóxica por una compañía, lejos de recibir remedios por la contaminación, quien contaminó quedó impune y ellos fueron criminalizados. Todo esto, nos preguntamos, ¿acaso con miras a que en un año o menos esté en el lugar el comienzo de un desarrollo de lujo o centro comercial en un solar frente a una avenida principal, cerca de expresos y salidas principales? ¿Cuál es la insistencia del gobierno de sacarlos de allí sin que cuenten con un lugar donde vivir? ¿Cuál es la prisa que los lleva a golpearlos, a atropellarlos con la fuerza de choque y gases lacrimógenos bajo la absurda defensa de que deben sacarlos porque están en una área inundable? 

Deploramos enfáticamente la actuación del gobierno durante el día de hoy y nos mostramos solidarios con la comunidad, sus líderes, especialmente mujeres que han sacado adelante la comunidad, una de ellas, Maritza, líder comunitaria hospitalizada con ocho meses de embarazo luego de ser golpeada hoy por la policía.  No hay derecho ni razón posible para ese maltrato.

Abajo la última noticia sobre el particular.

Fuerza de Choque interviene con residentes de la comunidad toabajeña en el inicio de los procesos de desahucio
Por The Associated Press
TOA BAJA — Agentes de la Fuerza de Choque lanzaron gases lacrimógenos y agredieron con sus rotenes a miembros y manifestantes en la comunidad Villas del Sol en Toa Baja, integrada por sobre 200 familias, en medio de un operativo de desalojo.

“Efectivos de esta unidad comenzaron a agredir a residentes a golpes y con uso de pistolas de electricidad o ’Taser”’, denunció en comunicado de prensa Ramón Díaz Zambrana, portavoz de la organización La Nueva Escuela.

Zambrana indicó, además, que la líder comunitaria Maritza de la Cruz, quien está en su octavo mes de embarazo, se encuentra en un hospital luego de haber sido agredida a golpes por miembros de la Policía.

El licenciado Osvaldo Burgos, ex presidente de la Comisión de Derechos Humanos del Colegio de Abogados, denunció lo que llamó “fuerza desproporcionada” utilizada contra los residentes y manifestantes.

“Es totalmente abusivo y desproporcionado como han cogido a esa mujer y han visto como le lanzan gases lacrimógenos en la cara de la gente sin ninguna justificación. Esto es una fuerza totalmente desproporcionada”, destacó Burgos en entrevista radial (WAPA).

El coronel José Morales Vázquez, director de la región policiaca de Bayamón, aseguró que la intervención con los residentes fue necesaria para permitir la instalación de vallas de cemento que servirán para delimitar el terreno que el estado reclama como invadido.

Morales Vázquez descartó que la Policía haya acudido para facilitar un desalojo de la comunidad.

“Al momento que estábamos dando seguridad al personal civil que está montando ese tipo de valla, algunas personas intentaron evitarlo y se montaron en la maquinaria”, dijo el oficial sobre el instante en el que agentes de la Fuerza de Choque sacaron a la fuerza a varias personas.

“Esas vallas son las que pusimos y eso es a lo que vinimos hoy”, manifestó el coronel a Prensa Asociada al tiempo que destacó que la uniformada mantendrá agentes en la zona para asegurarse de que no continúe la construcción en el terreno en disputa.

Morales Vázquez destacó que después de ese encontronazo, se inició un diálogo con varios residentes de la comunidad para intentar evitar más incidentes como éste.

Una compañía privada contratada por el Departamento de la Vivienda instaló vallas de cemento frente a las casas que están a orillas de la carretera que separa a la comunidad de Villas del sol del sector Villa Calma en el barrio Ingenio de Toa Baja.

Los residentes de los terrenos no tienen títulos de propiedad y, según estimados de la Policía, albergan unas 225 estructuras, en su mayoría residencias, pero también iglesias y negocios.

Para algunos vecinos, la amenaza de desahucio es injusta porque las autoridades fueron testigo de la construcción de muchas de las residencias de Villas Del Sol y no lo evitaron.

“Todo el que llegó aquí, llegó de día, todo el que construyó aquí, lo hizo bajo el sol del mediodía... por qué no los detuvieron”, cuestionó Margarita Ortiz, quien dice vivir en esta comunidad hace unos 15 años, desde antes de un primer desalojo.

“Después de que tú tienes tu casita hecha, tus vas a defenderla aunque el terreno no sea tuyo porque tienes un techo para tus hijos”, indicó la madre de dos niños.

Sobre las recién instaladas vallas, manifestó: “No le encuentro el significado... no le veo el sentido que tienen”.

En Villas del Sol, conviven tanto puertorriqueños como dominicanos. Algunos, como Jesús Veras, llegaron a esta comunidad hace apenas un año.

Este pintor, que llegó a la comunidad procedente de la Barriada Buen Consejo en Río Piedras y se instaló en una casa que era de su primo, se mostró preocupado con la presencia de agentes en cada una de las entradas a las calles de la comunidad y dejó entrever que la movilización de hoy demuestra que el gobierno se prepara para desalojarlos.

“Vamos a luchar hasta el final... Va a haber una reunión de la comunidad, a ver qué pasa”, indicó Veras a la AP.

La Uniformada sólo reportó un incidente en el que detuvo a un hombre de 44 años que se acostó en el pavimento frente a una de las grúas.

Al detenido se le imputa obstrucción a la justicia, indicó la agente Lesvy Pantojas, adscrita al cuartel de Toa Baja.

El alcalde Aníbal Vega Borges alegó que se está haciendo, a petición del secretario de la Vivienda, Yesef Cordero, es colocando unas vallas de seguridad para que no entren más rescatadores de terrenos.

“El Departamento de la Vivienda ha solicitando que se establezca un perímetro allí porque desde que salió la Policía a finales de 2008, principios de 2009 habían 168 viviendas y ahora hay 211. Que quiere decir que la gente continúan invadiendo allí”, dijo Vega Borges en entrevista radial (WKAQ).

El ejecutivo municipal indicó que el Departamento de la Vivienda y la Autoridad de Tierras van a acudir el lunes al tribunal para que se les permita proceder con los desalojos.

poder, espacio y ambiente's Fan Box