21.5.15

Nuevo libro y Presentación: Escrituras en Contrapunto (Editorial UPR)


La Editorial de la Universidad de Puerto Rico anuncia su más reciente publicación, un libro de ensayos críticos sobre la literatura puertorriqueña, editado por Marta Aponte Alsina, Juan G. Gelpí y Malena Rodríguez Castro. El libro contiene ensayos y miradas muy diversas de los siguientes escritores puertorriqueños:

Rafael Bernabe
Carmen Centeno Añeses
Ivette López Jiménez
Áurea María Sotomayor Miletti
Yolanda Martínez San Miguel
Eduardo Forastieri Braschi
Marta Aponte Alsina 
Zaira Rivera Casellas
Efraín Barradas
Rubén Ríos Ávila
Gabriela Tineo
Francisco Javier Avilés
Malena Rodríguez Castro
Juan Duchesne Winter
Luis Felipe Díaz
Elidio La Torre Lagares
Catherine Marsh Kennerley
Juan G. Gelpí 
Urayoán Noel
Juan Carlos Quintero-Herencia
Juan Otero Garabís
Francisco José Ramos
Miguel Ángel Náter
Richard Rosa
Fernando Feliú Matilla
María Teresa Vera Rojas

Elsa Noya

Vislumbramos que será un libro de referencia obligada para la literatura puertorriqueña. Comparto la reseña del libro de los editores.

Quien busque un registro exhaustivo de autores no lo encontrará aquí. Hallará un retrato heterogéneo de la crítica, un escaparate abarcador de cómo se hace crítica de la literatura puertorriqueña. Encontrará propuestas de lectura. Encontrará, de igual modo, lecturas que podrán tener ecos y ramificaciones en la incesante labor de la crítica. La institución de una literatura se completa en sus lectores. La existencia de estos ensayos, que por supuesto, no pretenden fijar interpretaciones "correctas", se sitúa de manera tal que denota, sin cerrar cotos excluyentes, la singularidad de la literatura puertorriqueña. Nos une la noción de debate en toda su riqueza semántica.
...El volumen toca algunas salientes de un proceso literario, desde los primeros libros impresos en Puerto Rico en el siglo XIX hasta la literatura más cercana en el tiempo. ...Su naturaleza dialógica y diversa en lo que a autoría se refiere, apunta a una multiplicidad de intérpretes y lecturas que destacan la complejidad de la trayectoria de nuestras letras y operan a partir de ese carácter complejo. Contra la fijeza y linealidad de la escritura entendida como cosa acabada, preterida, oponemos la fugacidad y simultaneidad de la música, su vibrante actualidad y mutabilidad, su capacidad polifónica.

                                                                      Los editores 

A partir del 29 de mayo, el libro estará disponible en La Tiendita de La Editorial y en las librerías puertorriqueñas. Además, en ocasión de que este año Puerto Rico será la sede del encuentro de LASA (Latinamerican Studies Association), la presentación del libro será allí el viernes 29 de mayo a las 9:45am. 

Dejo la invitación a la presentación. (Pulse para detalles).


Historias de Padres e Hijos (Guillermo Rebollo-Gil)

Ricardo Alcaraz-Diálogo Digital
(Publicado originalmente en Diálogo Digital)
Historias de Padres e Hijos-Guillermo Rebollo-Gil

Para las y los amigos

“Tuve que esperar a caer preso para que mi papá me dijera te amo”. El relato continúa años antes en la sala de la casa, con la visita de los reclutadores del equipo de baloncesto de una universidad americana. Según la historia, el papá le cuestionó a los visitantes la confianza que tenían en el talento y la dedicación de su hijo. Luego hay un salto a un escenario de guerra en el otro lado del mundo. El hijo llama a su papá para contarle que mató a un burro.

La historia no es mía. Me la hizo un joven escritor en prisión. Recientemente obtuvo el tercer lugar en un certamen literario de la Universidad de Puerto Rico. Se ganó 75 pesos. Los gastó en mantequilla de maní y Nutella en la comisaría. Su viejo le dijo que “quizás ahora te puedes ganar la vida como escritor”.

Como escritor, pasa 22 horas del día en una celda. Como él, hay 16 hombres más, vestidos de azul, que nos reciben en el salón. Son las nueve de la mañana de un viernes. Mi amigo Eddie y yo nos identificamos en el portón de entrada como escritores visitantes. Luego esperamos una hora junto a dos amigas y otro amigo, que semanalmente ofrecen un curso de español en la cárcel. Cada uno de los 16 hombres nos extendió la mano, nos miró a los ojos y nos dijo “buenos días, bienvenido”, como si cada uno hubiera pasado las 22 horas previas encerrado a solas en una celda y aun así, confiara en su capacidad de sonreír, ofrecer amor a un desconocido y recibir amor de vuelta.

Todas las historias de los presos parecerían comenzar con un padre que huyó, o que los golpeó a ellos o a su mamá, o que murió violentamente. Algunas continúan desarrollándose a lo largo de años largos en instituciones de máxima seguridad, con padres que acuden fielmente los días de visita y finalmente se atreven a decirle a sus hijos que los aman.

Mi amigo Eddie y yo los visitamos para hablarles acerca de cómo escribir estas historias. Eso hacen los escritores cuando los invitan a dar charlas en lugares varios. Yo le dije que esa era una excelente oración introductoria: “Tuve que esperar a caer preso para que mi papá me dijera te amo”. Fue, sin duda, una cosa pendejísima para decir. Pero el sonido de la cadena rosando el piso cada vez que alguno se paraba y caminaba hacia el baño con el guardia siguiéndole los pasos, no me dejaba pensar. ¿O acaso fue la bienvenida?

Los presos de máxima, con condenas de 166 años, con hijos y hermanitos afuera, que nacieron cuando ellos ya estaban adentro, son los custodios de nuestros saludos; de esa dura e hiperbólica bondad humana que persiste a fuerza de 22 horas a solas, luego de más de la mitad de una vida tras las rejas, con la esperanza de aun habiéndolo perdido todo, jamás dejar perder la oportunidad de recibir a alguien, quién quiera que sea, con amor y contarle su historia. Yo no sabría cómo escribir acerca de ese saludo. Pero siento que es preciso aprender. A escribir así. A saludar así.

Lo que no funcione como literatura en prisión no vale la pena escribirse. Esa también es una buena línea introductoria. Solo que no deben haber prisiones. Al menos no para esos 16 hombres, con condenas de cien y doscientos años —los tipos más peligrosos del país— que tuvieron que esperar a caer presos para que sus papás les dijeran te amo. Suficiente, entonces. Ya basta. Que los saquen. Acá afuera hacen falta escritores, amigos.

16.5.15

William Ramírez recibirá Doctorado Honoris Causa

El licenciado, colega y amigo, William Ramírez, recibirá el próximo 3 de junio un Doctorado Honoris Causa del College of Criminal Justice de la City University of New York (CUNY). William Ramírez es el Director Ejecutivo y con-fundador del Capítulo de Puerto Rico de la American Civil Liberties Union (ACLU) y el doctorado se le otorga por su encomiable labor profesional y vida dedicada al servicio de la justicia, de los derechos civiles y de las reformas dirigidas a garantizar que el sistema de justicia criminal y los cuerpos policiacos respeten los derechos civiles de la ciudadanía. Ramírez será el orador invitado a la próxima colación de grados, junto al Juez Robert Katzmann, quien también será galardonado por su trayectoria a favor de los derechos de los inmigrantes.

Este grado y reconocimiento que se le otorga a William Ramírez lo acogemos con mucha celebración pues como hemos reseñado antes, su trayectoria como profesional del Derecho ha estado desde el día número uno dedicada a darle voz a los y las que no tienen, a hacer valer los derechos civiles de los más vulnerables, a fiscalizar ágilmente y sin temor a represalias, a las instituciones del Estado y a los funcionarios. William Ramírez, puertorriqueño que creció en el Sur del Bronx, siempre ha estado comprometido con poner su conocimiento y su quehacer -con muchos sacrificios- a favor de las comunidades y grupos desaventajados: jóvenes, los confinados, los sin hogar, los enfermos portadores del virus del HIV, la comunidad LGBTT, las mujeres víctimas de violencia doméstica y tantos otros y otras a quienes la policía les viola sus derechos civiles por tratarse de grupos en desventaja socio-económica y víctimas de los estereotipos y prejuicios que campantemente se activan en nuestras instituciones. Su quehacer profesional ha sido punta de lanza para reformas policiacas y para la fiscalización de la corrupción. En fin, que como dijimos en otra entrada en el blog Poder, Derecho y Justicia, su ejemplo ha sido fundamental para muchos de nosotros y nosotras en la profesión legal.

Desde aquí lo felicitamos y estaremos atentas a este evento. ¡Salud, William!.

Dejo la breve semblanza que publican en la página de CUNY:
William Ramirez is the Executive Director of American Civil Liberties Union of Puerto Rico. He has devoted most of his professional life to reforming the Puerto Rican Police Department, creating the Gender Violence Police Accountability Project, and human rights activism.  Mr. Ramirez, who grew up in the South Bronx, was the founding Vice President of the ACLU of Puerto Rico and in his early years in that position investigated allegations of human rights abuses directed at homeless drug users participating in federally funded needle exchange programs. In 2007, the ACLU began to file charges against the Puerto Rican Police Department with the Civil Rights Division of the Department of Justice. His work resulted in a National ACLU report which led to a federal court supervised consent order for sustainable reform of Puerto Rico’s Police Department. This effort by Mr. Ramirez was undertaken despite the threats that were directed at him and the ACLU.  As a result of the Gender Violence Police Accountability project, hundreds of women around the island have been trained as independent overseers or monitors of police compliance with domestic violence protocols mandated by the federal government. Currently, Mr. Ramirez is working on reforming the criminal justice system in Puerto Rico in collaboration with the Supreme Court Commission on Access to Justice and the Puerto Rico Open Places initiative.

11.5.15

Convocatoria para equipo editorial (Revista Derecho y Crítica Social)

Derecho y Crítica Social, revista académica internacional y multidisciplinaria, busca incorporar a su equipo editorial tres correctores de textos. El trabajo consistirá en corregir resúmenes y artículos en castellano. En consecuencia, la lengua materna de los postulantes deberá ser el castellano; se valorará también que los postulantes exhiban interés en la teoría crítica, así como experiencia desempeñando estas tareas.

Este trabajo, por el momento, estará sujeto a un régimen de voluntariado. Ello podría cambiar en el futuro. Idealmente, los postulantes debieran ver esta labor como una oportunidad para mejorar su currículum, y adquirir más experiencia en este tipo de trabajo.

Las personas interesadas en esta convocatoria deberán enviar un breve correo a pmarshall@uach.cl señalando su interés en postular a este trabajo, así como su currículum y un texto de su autoría de no más de una página.

3.5.15

Una Jueza por los Derechos Humanos

justicia transicional El Salvador

No pocas veces aludimos a la importancia de la experiencia, la subjetividad, la capacidad de escuchar, de entender los reclamos y de situarse desde la empatía, de los jueces y las juezas. Y nada de esto está reñido con la posibilidad de ser imparcial ante la controversia ante sí, más bien, diría que es requisito dado el estado de cosas en una sociedad tan desigual y en la que abunda tanto desbalance de poder. Así, se ha insistido en la gran importancia de que quienes conforman el poder judicial cuenten con estas características y destrezas. Hablar, por ejemplo, de acceso a la justicia es también ocuparse de que quienes juzgan en los tribunales tengan una hoja de vida que demuestre que han trazado una ruta profesional y de vida acorde a este principio.

Ejemplos de jueces y juezas con estas características hay, por supuesto. Hay algunos, sin embargo, que sobresalen por ser excepcionales, porque la ruta de vida que recorrieron estas personas antes de llegar a un tribunal supremo, fue una ruta casi incomparable. El próximo martes 5 de mayo podremos escuchar a una mujer que representa uno de esos pocos ejemplos. Se trata de la Ex Magistrada del Tribunal Supremo de El Salvador, Mirna Perla.

Mirna Perla nació en Nueva Esparta, El Salvador.  Ella y su esposo Herbert Anaya Sanabria son de esos nombres obligados como defensores de los derechos humanos en Centroamérica. Ambos fueron  víctimas de la brutal represión desatada desde principios de la década de los ochenta. Luego del asesinato de su esposo, quien en ese momento se desempeñaba como Presidente de la Comisión no-gubernamental de Derechos Humanos de El Salvador, Mirna se exilia con sus cinco hijos en Canadá.  Pero el distanciamiento fue intolerable y regresó a El Salvador para liderar la Comisión para la Defensa de los Derechos Humanos en Centroamérica (CODEHUCA), organización que aglutinó al movimiento de derechos humanos en la región y desde donde se lograron las primeras sentencias de la Corte Interamericana de Derechos Humanos.

Sus aportaciones a la reivindicación de los  Derechos Humanos, al proceso de justicia transicional, a la lucha para evitar la impunidad de quienes perpetraron horrendos crímenes en Centroamérica y a la defensa de los derechos de mujeres y niños, ha sido excepcional. En el 2003, el Instituto de Estudios Jurídicos de El Salvador (IEJES) le otorgó un reconocimiento, por su aporte a la defensa de los Derechos Humanos y la Justicia en El Salvador y posteriormente fue designada Magistrada de la Corte Suprema de Justicia en El Salvador.

Esta semana, como parte del Foro Internacional sobre Jurisdicción Universal que se celebrará en la UPR, Mirna Perla disertara sobre la importancia de la independencia judicial, la justicia transicional y la impunidad en Centroamérica y tendremos el privilegio de escucharla y conversar con ella. Entre los temas que la ex magistrada tocará están:

(1) La impunidad y la imparcialidad en casos de conflictos armados.

(2) Las complicaciones que tienen los tribunales en un contexto post-conflicto armado, para jugar un rol contra la impunidad y en un proceso de justicia transicional.

(3) Su papel en la lucha contra la impunidad, para que se haga justicia procesando en El Salvador a los responsables de violaciones masivas y sistemáticas de los derechos humanos durante el tiempo del conflicto armado, o para que en su defecto se ejerza el principio de jurisdicción universal en otras latitudes.

(4) En casos en los que se intenta juzgar por medio de los tribunales a aquellos que cometieron delitos contra los derechos humanos en un régimen anterior, ¿qué medidas deben tomarse para asegurar que los jueces que sirvieron al ¨antiguo régimen¨ y que continúan en sus cargos, lo hagan de manera independiente e imparcial?

(5) ¿Qué implica la imparcialidad en estos casos en que también otros funcionarios como abogados y abogadas fueron víctimas o estuvieron comprometidos con la defensa de los derechos humanos durante el régimen del conflicto armado?

(6) ¿Cómo se atienden las reivindicaciones de grupos sociales que no comulgan con la ideología del régimen viejo ni del nuevo, por ejemplo,  de cara al Artículo 10 de la Declaración de Derechos Humanos que dice que ¨toda persona tiene derecho, en condiciones de plena igualdad, a ser oída públicamente y con justicia por un tribunal independiente e imparcial, para la determinación de sus derechos y obligaciones?

Interesados e interesadas en los temas de justicia transicional, política latinoamericana, comisiones de la verdad y la justicia, el rol de los tribunales y la imparcialidad, la impunidad y el tema de la jurisdicción universal como mecanismo para evitar la impunidad de sujetos que cometieron delitos contra los derechos humanos, están todos y todas invitados para conversar sobre estos temas con la Ex Magistrada y activista por los derechos humanos, Mirna Perla.

martes 5 de mayo de 2015
6pm
Salón L-1 Escuela de Derecho UPR

29.4.15

Fundación Baltasar Garzón visita curso en Escuela de Derecho UPR

FullSizeRender (6)
Lcdo. Manuel Vergara, FIBGAR
En la mañana de hoy los y las estudiantes de Derecho del mini-curso El principio de jurisdicción universal en el derecho internacional y jurisdicciones nacionales que dicta el profesor Marco Abarca Díaz, recibieron la visita de dos abogados de la Fundación Internacional Baltasar Garzón (FIBGAR). Los y las estudiantes tuvieron oportunidad de escuchar a los abogados de FIBGAR los licenciados Manuel Vergara y Aitor Martínez y conversar con ellos sobre el estado del tema de jurisdicción universal en distintos contextos internacionales y los casos más importantes sobre el tema en jurisdicciones como España, Argentina, Chile y Guatemala, además de situar el tema del desarrollo internacional de casos sobre genocidio, crímenes de lesa humanidad y crímenes de guerra. Con esta visita da fin el mini-curso que fue creado en preparación para una serie de actividades que se llevaran a cabo la semana entrante en el marco de un acuerdo entre la FIBGAR y la UPR.


La Escuela de Derecho y el Recinto de Río Piedras de la Universidad de Puerto Rico (UPR) serán sede de un importante evento que reunirá a expertos y expertas en derecho internacional y derechos humanos durante los días 5, 6 y 7 de mayo y que surge en el marco de un acuerdo de colaboración entre la UPR y la Fundación Internacional Baltasar Garzón (FIBGAR), firmado recientemente por el presidente de la UPR, Dr. Uroyoán Walker. La actividad cuenta además, con el apoyo y auspicio de la Fundación Francisco Carvajal.

FullSizeRender (4)
Lcdo. Aitor Martínez, FIBGAR
El acuerdo entre la UPR y FIBGAR tiene el propósito de llevar a cabo actividades conjuntas para la promoción y defensa de los Derechos Humanos, su formación, capacitación y enseñanza en sus diversas formas, la investigación académica en esta área y la reflexión y divulgación sistemática. La FIBGAR es una fundación privada de carácter social y sin ánimo de lucro que tiene por objeto, entre otros, la promoción y defensa de los Derechos Humanos. Como parte de estos acuerdos, la UPR será la sede del primer Grupo de Trabajo Regional (GT) para la discusión de los Principios de Jurisdicción Universal. En el 2001, expertos y expertas del mundo se reunieron en la Universidad de Princeton y adoptaron lo que se conoce como el primer texto de Los Principios de Jurisdicción Universal (2001). En este documento se definió la jurisdicción universal como “una jurisdicción penal sustentada exclusivamente en la naturaleza del delito, con prescindencia del lugar en que éste se haya cometido, la nacionalidad del autor presunto o condenado, la nacionalidad de la víctima o todo otro nexo con el Estado que ejerza esa jurisdicción”[1]. Hoy, a poco más de una década y a raíz de nuevos acontecimientos a nivel internacional respecto a la impunidad de crímenes contra la humanidad, FIBGAR se propuso convocar a la comunidad internacional para revisar los principios de Princeton y adoptar unos nuevos. Distintos grupos de trabajo regionales tienen la encomienda de discutir los principios y deliberar para presentar sus recomendaciones en el encuentro internacional que está previsto a llevarse a cabo este año en Buenos Aires, Argentina.
FullSizeRender (3)

Durante los días 5, 6 y 7, la UPR será la sede de la discusión y deliberación de los principios, que llevará a cabo el Grupo de Trabajo Norteamérica, Centroamérica y Caribe. Contaremos con invitados e invitadas provenientes de Canadá, Estados Unidos, Centroamérica y el Caribe, incluyendo a Puerto Rico. Entre los expertos que nos visitarán está el juez y presidente de FIBGAR, Baltazar Garzón; Frank de la Rue, relator especial de la ONU para Libertad de Opinión y de Expresión; Mirna Perla, ex magistrada de la Corte Suprema de El Salvador; Benjamín Cuellar, en representación del Instituto Iberoamericano de Educación en Derechos Humanos y Democracia de la OEA; Roland Adjovi, profesor de Ciencia Política en el departamento de Historia y Estudios Políticos de la Universidad de Arcadia; Naomi Roht-Arriaza, profesora de Derecho Internacional en Hastings College of the Law; y Katya Salazar, directora ejecutiva de la Due Process of Law Foundation (DPLF), y nuestro colega y profesor de derechos humanos, Marco Abarca. Tendremos ocasión de presenciar este encuentro y discusión en esta jornada de trabajo de tres días.


FullSizeRender (2)
Por su parte, como dijimos, la Escuela de Derecho, en preparación de este evento, estuvo ofreciendo este mini curso sobre Jurisdicción Universal. Los y las estudiantes del curso se prepararon a profundidad sobre los temas, casos y principios que se discutiran la semana que viene y participarán activamente, junto a la organización estudiantil PANGEA y algunos de nuestros exalumnos,  de estas jornadas de trabajo, lo que representa una oportunidad única tanto para ellos como para nuestra comunidad académica. Además, nuestra Escuela albergará tres de eventos importantísimos en esta jornada: la conferencia sobre Independencia Judicial y Justicia transicional, la actividad de apertura que cuenta con una conferencia inaugural del Juez y Presidente de FIBGAR, Baltasar Garzón, y el debate final de la discusión de los principios.

Más adelante colgaremos el programa, la información y la promoción de estos eventos.
[1] Principio 1.

28.4.15

¿Puedes? (Nicolás Guillén)

¿Puedes?

Nicolás Guillén


¿Puedes venderme el aire que pasa entre tus dedos
y te golpea la cara y te despeina?
¿Tal vez podrías venderme cinco pesos de viento,
o más, quizás venderme una tormenta?
¿Acaso el aire fino
me venderías, el aire
(no todo) que recorre
en tu jardín corolas y corolas,
en tu jardín para los pájaros,
diez pesos de aire fino?
El aire gira y pasa
en una mariposa.
Nadie lo tiene, nadie.
¿Puedes venderme cielo,
el cielo azul a veces,
o gris también a veces,
una parcela de tu cielo,
el que compraste, piensas tú, con los árboles
  de tu huerto, como quien compra el techo con la casa?
¿Puedes venderme un dólar
de cielo, dos kilómetros
de cielo, un trozo, el que tú puedas,
de tu cielo?
El cielo está en las nubes.
Altas las nubes pasan.
Nadie las tiene, nadie.
¿Puedes venderme lluvia, el agua
que te ha dado tus lágrimas y te moja la lengua?
¿Puedes venderme un dólar de agua
de manantial, una nube preñada,
crespa y suave como una cordera,
o bien agua llovida en la montaña,
o el agua de los charcos
abandonados a los perros,
o una legua de mar, tal vez un lago,
cien dólares de lago?
El agua cae, rueda.
El agua rueda, pasa.
Nadie la tiene, nadie.
¿Puedes venderme tierra, la profunda
noche de las raíces; dientes
de dinosaurios y la cal
dispersa de lejanos esqueletos?
¿Puedes venderme selvas ya sepultadas, aves muertas,
peces de piedra, azufre
de los volcanes, mil millones de años
en espiral subiendo? ¿Puedes
venderme tierra, puedes
venderme tierra, puedes?
La tierra tuya es mía.
Todos los pies la pisan.
Nadie la tiene, nadie.


###
No hay que olvidar nunca este poema. Siempre tan propicio. Siempre tan vigente.

20.4.15

Conferencia: Surveillance in a Post Snowden World (Dr. David Lyon; Instituto Violencia y Complejidad)

Como parte de la Tercera Conferencia Conjunciones Complejas: encuentro transdisciplinario para el estudio de la violencia, el Instituto de Violencia y Complejidad de la UPR-RP, nos invita a la conferencia:

Surveillance in a Post Snowden World 
 por el Dr. David Lyon Director 
del Surveillance Studies Centre - Queen’s University, Canada 
9am en el Edificio Ramón Emeterio Betances (REB) 
Anfiteatro 238, Facultad de Ciencias Sociales
UPR-RP

y al Encuentro transdisciplinario para el estudio de la violencia. Estas actividades se celebraran del 21 al 24 de abril. Para información sobre el Programa y detalles del evento, visite la página del Instituto.

18.4.15

Derecho penal y exclusión social (Luis A. Zambrana)


» Derecho penal y exclusión social
:

… cualquier explicación del castigo que
pretenda darle un lugar central a la
reflexión sobre la justicia de la pena
que se le impone al ofensor debe
enfrentar el problema de si podemos
castigar de modo justo a sujetos cuyas
ofensas se encuentran íntimamente
asociadas con injusticias sociales
serias que ellos han sufrido.
(Duff, 1998, p. 197)

....¿En realidad el Derecho penal en nuestras sociedades contemporáneas se encuentra dirigido a toda la ciudadanía? Así debería serlo en una sociedad efectivamente democrática, ¿pero lo es así en una sociedad altamente violenta y peligrosamente desigual como es la puertorriqueña?¿Cuán legítimo es que el Estado castigue a una persona que poco o nada tuvo que ver con la creación de ese difícil entramado de normas que caracterizan el Derecho penal?
Screen-Shot-2013-06-10-at-12.30.27-PMEstas, entre tantas otras, son preguntas básicas que debemos hacernos en una sociedad puertorriqueña que por décadas se ha encontrado inmersa en un patrón de sobre-utilización del Derecho penal como paliativo ante las graves contradicciones que nuestra sociedad crea, desarrolla y perpetúa. De esta manera, seguimos viendo cómo asuntos estructurales tan importantes como es la constatación de una enorme y creciente desigualdad socio-económica en la Isla son sustituidos por discursos propios de un populismo penal irresponsable, contraproducente y radicalmente injusto. Continuamos padeciendo los insufribles programas de aumento de penas, de delitos, de peores condiciones de cumplimiento de sentencia, de más severidad en las formas de infligir castigo y de un peligroso simplismo institucional que contribuye al error garrafal de pensar que, mientras más ámbitos y actividades del ser humano colonice el Derecho penal, tendremos una sociedad menos violenta y más segura.
Ante este panorama, es ingenuo pensar que ese Derecho penal cada vez más voluminoso y draconiano se dirige de forma general a todos los sectores sociales en Puerto Rico. Esto nos lleva necesariamente a reflexionar brevemente sobre tres asuntos medulares en materia de Derecho penal y justicia social: (1) a quiénes –o a qué sectores sociales- efectivamente se dirige el Derecho penal como forma estatal de reproche y castigo altamente severo; (2) qué proceso político se utiliza para la creación y desarrollo de normas penales, así como el modelo de democracia que lo inspira, y (3) a raíz de las conclusiones que hayamos realizado en virtud de las primeras reflexiones, ¿es legítimo que nuestro Estado castigue?


'via Blog this'

poder, espacio y ambiente's Fan Box